De periodismo, campañas y líneas discursivas

Scroll down to content

Opinión | Por Milton Rivera*|

 

Como casi siempre en campaña, el periodismo recupera la centralidad que en tiempos normales a veces parece despreciar. En años electorales cualquier despabilado tiene la facilidad cierta de desanudar las confusiones que presentan los matices del oficio. Esto sirve, esto no, esto aporta, esto perjudica: esto es periodismo, esto es una forma engañosa de presentarlo como tal. Lejos de merecer un análisis sombrío, creo que en cierta medida guarda un carácter ordenador y permite ver los destellos de claridad que surgen dentro de la locura que representa la dinámica electoral. Desde esta revista va un tímido intento por aportar a ello.

De aquí la importancia de analizar los discursos de las dos fuerzas políticas más competitivas. Desde Juntos por el Cambio se habla de la elección más importante desde la vuelta de la democracia. Se apela al voto útil pero desde un punto de vista trágico, casi apocalíptico. Es racional, dice Andrés Malamud: el votante de Cambiemos es menos intenso y puede decidir quedarse en casa. Pero si algo se reconoce de este tiempo, es el fortalecimiento de las vías institucionales y la democracia, al punto que Macri terminará su Gobierno a pesar de no tener credenciales peronistas. Un intento parecido parece haber surgido desde la Provincia cuando Vidal se sinceró ante empresarios al reconocer que pierde por dos puntos en las PASO (puede ser pensado como un tirón de oreja para que la gente vaya a votar).

La coordinación de Peña está debidamente aceitada y hasta parece apostar a nuevos recursos desde su laboratorio digital. Si bien en este momento da la sensación de que la fuerza opositora logró recuperar la agenda de discusión desde la economía, (hoy) marginales concejales pinamarenses se empeñan en alcanzarle soluciones rápidas al equipo de Duran Barba. Dejar hablar para el revival del pavor venezolano, la persecución y el totalitarismo que dieron resultados en 2017. Si la discusión vuelve a encauzarse hacia el punto débil (flaquísimo) que tiene el Gobierno, el equipo para enfrentar tamaño desafío ya fue elegido: parece ir con la delantera Lousteau-Lacunza (a la que ocasional y paradójicamente puede sumarse Guillermo Nielsen).

alberto fernandez 5
FOTO: Télam

Las avivadas de Pichetto son vistas puertas adentro como el condimento peronista que faltaba para estos tiempos de transveralidad federalista del movimiento que “no lo contuvo”. Entonces por un lado vemos una insistencia para exagerar la importancia de esta elección, y un esperar y ver qué pasa: apostar a los errores no forzados y la desorganización del adversario; y por ultimo, en caso de no llevar las riendas de la agenda pública, atender las discusiones de manera ordenada y con voceros cuidadosamente seleccionados. Los chispazos del candidato a vice son un detalle que puede sumar.

Del otro lado la cosa viene más complicada, como era de esperar. El peronismo se reconstruye siempre sobre la marcha y no se asienta definitivamente sobre un nuevo liderazgo hasta tanto no gane otra elección. El Frente de Todos se conforma por fuerzas que hasta hace poco tenían diferencias de concepto muy grandes y algunas con liderazgos propios. No está claro quien conduce la campaña y cuáles son sus líneas discursivas. Todos los actores luchan por llevar el foco de discusión hacia un mismo puerto, que es la economía, pero no lo hacen de forma coordinada sino mas bien con cruzadas individuales. A veces Cristina dice algo que Alberto se ve forzado a matizar con su carácter presuntamente moderador. Queda a las claras que al candidato a presidente se lo expone mucho y se lo carga de cosas. Se lo puede ver arbitrando una disputa dentro de su espacio, actuando como jefe de campaña de su propia candidatura, o como moderador de los impulsos agresivos de algunos compañeros, aunque nadie modere los suyos. “A Alberto no se lo cuida”, se quejan desde el Instituto Patria. 

 


“En el Frente Todos, todos los actores luchan por llevar el foco de discusión hacia un mismo puerto, que es la economía, pero no lo hacen de forma coordinada sino mas bien con cruzadas individuales”


 

Es cierto que si los diarios de mayor tirada titularan con declaraciones desafortunadas de algunas figuras cercanas al Gobierno la cosa estaría más pareja (porque exabruptos sobran aquí y allá). Pero en primer lugar, si bien Aníbal Fernandez es un político marginado sin ninguna incidencia en la toma de decisiones del espacio, hasta hace poco encabezaba la lista como candidato a Gobernador de Buenos Aires. Aníbal es el último episodio de una serie de errores e infortunios que, sumado a la capacidad del Gobierno para ganar elecciones que se le presentan casi imposibles de movida, pueden reordenar el mapa electoral si no se corrige de inmediato el caos desde este lado.

Como no se terminar una nota sin el final circular tan trillado, volvamos a la función a la cual nos gustaría aportar desde este lugar. El periodismo podría funcionar como ese equipo ofensivo, que propone y que va al ataque desde que suena el silbato. Que intenta desactivar las estrategias de los amarretes, que no quieren jugar: un periodismo bielsista. Entre tanto arte de conducir elecciones, las propuestas serias brillan por su ausencia y se cae en simplismos y retóricas inútiles. Hay temas urgentes que requieren explicaciones, inventiva, sensatez e ideas sólidas y elaboradas. Eso esperamos desde acá, arrinconar al que está enfrente y forzarlo a salir jugando con categoría y personalidad, como necesita este país. 

 

*El autor es estudiante de Ciencia Política en la Universidad Católica Argentina (UCA) y editor en Segunda Vuelta Revista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: